Mitos sobre el consumo de calcio

Food vector created by vectorjuice - www.freepik.com

Un hombre va a ver al doctor.
– Doctor, estoy tan preocupado, mi esposa me está engañando, pero los cuernos no están creciendo.

Doctor:
– No deberían crecer, es una expresión figurada.

Hombre:
– ¡Gracias, doctor, me ha tranquilizado! Pensé que tal vez me faltaba calcio en el cuerpo.

Por la simple razón de que la mayoría de los cálculos renales contienen oxalato de calcio, los médicos creían hasta hace poco que una dieta rica en calcio podría ser la causa de su formación. Sin embargo, los científicos de la Universidad de Harvard lograron demostrar que esto es incorrecto.

Durante cuatro años observaron a 45,000 pacientes, investigando la relación entre la enfermedad y la dieta. El resultado fue sorprendente: una dieta rica en calcio, por el contrario, reduce el riesgo de formación de cálculos renales. Los especialistas explican este hallazgo afirmando que esta sustancia presente en los alimentos reduce la absorción de oxalato por el cuerpo, que daña los riñones. Es interesante notar que el calcio presente en los suplementos alimenticios y complejos vitamínicos no tiene esta propiedad maravillosa.

Ahora sobre otro mito relacionado con el consumo de calcio. Se cree que el riesgo de desarrollar una enfermedad ósea crónica como la osteoporosis (una de cada seis mujeres y uno de cada ocho hombres mayores de 50 años sufren fracturas debido a la fragilidad de los huesos) disminuye si se toman dosis adicionales de calcio consumiendo más leche. Sin embargo, no todos los especialistas están de acuerdo con esto. Por ejemplo, Walter Willett, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, no ve razones para incluir altas dosis de leche en la dieta:

«La industria láctea nos convence diligentemente de la necesidad del calcio, pero en Estados Unidos la osteoporosis es una enfermedad muy común, aunque el consumo de calcio es uno de los más altos del mundo».

Se ha establecido que la ingesta adicional de esta sustancia aumenta la masa ósea. Pero también se ha descubierto que esto ocurre solo una vez y solo en un 2%. Después de dejar de tomar calcio, la masa ósea vuelve a su estado anterior.

Mitos sobre el consumo de calcio

Design vector created by macrovector - www.freepik.com

¿Qué tan útiles son los productos lácteos para prevenir fracturas? Decidió averiguarlo el conocido bioquímico de la Universidad de Cornell, Colin Campbell. Recurrió a las estadísticas mundiales. Estudiando los datos de los años 80 sobre la dieta y las enfermedades en China, prácticamente vegetariana, el Dr. Campbell se sorprendió por el bajo nivel de osteoporosis en este país, cinco veces menor que en Occidente. Y la mayoría de los chinos obtienen calcio solo de verduras y frutas, en cantidades casi la mitad de lo recomendado para los estadounidenses.

Después de investigar la dieta sin lácteos de los chinos, Campbell llegó a la conclusión de que, aunque el calcio de la leche contribuye al crecimiento de la masa ósea, otros componentes de los productos lácteos, algunas proteínas y especialmente el sodio, eliminan el calcio de los huesos. En cuanto a los propios chinos, obtienen suficiente calcio de las verduras de hojas verdes oscuras y las legumbres, ya que no se produce su eliminación del cuerpo.

Mitos sobre el consumo de calcio

Food photo created by freepik - www.freepik.com

El científico estadounidense también señaló que la relación entre el aumento del consumo de calcio y la osteoporosis se observa en todo el mundo. Donde la dieta incluye muchos productos lácteos (América del Norte y Europa del Norte), donde el cuerpo humano obtiene dos o tres veces más calcio, las personas se rompen los huesos el doble de veces que en los países con el consumo de calcio más bajo (Asia y África).

La conclusión de Campbell es la siguiente: es preferible obtener el calcio no de los productos lácteos, sino de las verduras y legumbres.