Cómo lidiar con personas molestas e irritables

Diseñado por Freepik

En la vida de cada persona hay personas que no son muy agradables y constantemente estropean el estado de ánimo. Desafortunadamente, no hay esfera en la que tales personas no existan. Ya sea en el trabajo, la vida social o incluso la vida familiar, debes aprender a lidiar con estas situaciones y salir de ellas sin estrés ni mal humor.

Pero antes que nada, pregúntate si tú personalmente no eres la misma persona que molesta a los demás. Porque en este caso, todo esto se vuelve muy irónico y el artículo se convierte en una introspección de tus acciones en relación con otras personas. Y si es así, trate de darse cuenta de esto y sacar las conclusiones correctas. E imaginaremos una situación ideal en la que tú no seas el irritante.

 

Cree en la humanidad

Muy a menudo podemos estar molestos por la gente sin motivo alguno. En tales casos, el problema es nuestro. Pero si su interlocutor es realmente una persona bastante desagradable, o está actuando de manera molesta hoy, tiene sentido volver en sí y pensar un poco. Cada persona tiene su propia realidad, su propia vida, miles de problemas y pensamientos, que al final pueden resultar en un comportamiento no muy adecuado. Por lo tanto, tiene sentido convertirse en algo así como un psicólogo: no prestar atención a las palabras, sino pensar en lo que hay detrás de ellas. Después de todo, esto es en cualquier caso mejor que reaccionar automáticamente a un irritante. Cuando te pones en el lugar de otro, lo más probable es que ni siquiera tengas tiempo para enfadarte.

Esta persona no pudo dormir lo suficiente o le sucedió algo malo en la mañana, por lo que se comporta de esta manera. Por supuesto, esto no es una excusa, sino la comprensión misma de que una persona dice lo que dice, por razones conocidas, conduce a la comprensión y la falta de irritación. Si una persona no desciende a la grosería absoluta, existe la posibilidad de que al menos no estropee su propio estado de ánimo y solo trate de entenderlo. Si no quieres entender, su irritabilidad estimula la tuya y se vuelve mucho peor. Así que piensa si tiene sentido seguir el principio en una situación en la que ambos pierden. Sea más sabio y más paciente.

Ten fe en la humanidad, porque no todos saben cómo hacer frente a sus problemas y te arrojan molestias. Entiende que esto no es algo personal, es un grito de ayuda, aunque de una forma tan extraña.

 

Trae claridad

Muy a menudo la gente se molesta simplemente porque no te conocen, no conocen tus deseos y tus pensamientos. Cuando aportas claridad a una conversación, incluso la persona más irritada puede entender y ponerse en tu lugar. Pensemos, de quién es la culpa de que la otra persona no te conozca. Es poco probable que esto sea su culpa, parte de la responsabilidad también es tuya.

Es posible que otras personas no sepan lo que realmente quieres y esto es lo que puede confundirlos e incluso enojarlos. Aporta claridad a la conversación, las pistas son excelentes para comunicarse en un formato diferente. Las personas molestas están demasiado estresadas emocionalmente en este momento, sus pensamientos están confusos, no saben qué hacer ni qué decir. Entonces, si alguien puede resolver esta situación, eres tú. Seguramente hubo situaciones en tu vida en las que reaccionaste con calma ante el comportamiento de otra persona y esto cambió por completo toda la estructura de comunicación. Así que haz esto cada vez, quítate tu orgullo y deja en claro exactamente lo que quieres de ti y de él. Hágase una pregunta simple: "¿He explicado mi posición correctamente?" en lugar del pensamiento estándar "Él ya debería saberlo". Es vergonzoso admitirlo, pero a veces es tu comportamiento lo que causa la molestia de la otra persona. Por lo tanto, asuma un papel responsable para explicarle al interlocutor lo que está sucediendo.

 

Mantén la paciencia y ayuda a las personas

Nuevamente, este consejo solo ayuda si su interlocutor no es francamente grosero con usted. De lo contrario, no merece ningún respeto.

Pero si entiendes que, en general, él solo está molesto más personalmente consigo mismo, trata de ayudarlo y ten paciencia. De hecho, aprender a salir con honor de situaciones como esta es una habilidad que te ayudará a sobresalir en muchas áreas de la vida. De acuerdo en que aquellos que saben cómo tratar con personas difíciles y han logrado la excelencia en la resolución de conflictos se vuelven increíblemente exitosos. Deja que al menos este punto de vista ligeramente egoísta te haga pensar que tiene sentido aprender a ayudar a las personas a resolver sus problemas.

Cuando moldeas tu psicología de tal manera que ayudes a la gente, todo cambia. Ahora miras a una persona no como un enemigo y una persona terrible, miras mucho más allá. Ves que tu interlocutor no puede hacer frente a las emociones que surgen por sí solo y comienzas a pensar en cómo ayudarlo. Este cambio de conciencia puede cambiar tu vida; esta habilidad te hará mejor, más sabio y te ayudará a tener éxito.

Créame, hay muy pocas personas que tienen paciencia y quieren ayudar a los demás. Entonces puedes ser esa persona rara, no tendrás competidores. En una sociedad donde muchos piensan solo en ellos mismos, piensas en los demás. ¿No serás apreciado y escuchado?

 

No podemos resolver todas las situaciones, pero podemos aprender a ser conscientes aquí y ahora. Al principio, será difícil tener paciencia y comportarse de una manera completamente diferente, pero con la práctica esto llegará. El verdadero arte está en resolver un problema específico, calmando a tu cliente más molesto. Cualquiera puede comunicarse con la gente cuando todo está bien, pero resolver las situaciones más difíciles es increíblemente difícil. Por lo tanto, la sociedad aprecia a esas personas. Tal vez sin entusiasmo y exaltación, pero aún así aprecia. Sea paciente y trate de comportarse de manera diferente en los conflictos. No reacciones de la forma en que solías hacerlo.

Fuente: 4brain.ru