Las emociones negativas y sus beneficios

Diseñado por Asier_relampagoestudio

Mucha gente piensa que si no hubiera emociones negativas, la vida sería hermosa. Por desgracia, esta es una opinión algo ingenua. Las emociones negativas son tan necesarias para una persona como las positivas. Otra cosa es que sería mejor que fueran menos.

El famoso psicólogo y psicoterapeuta Litvak M.E. (Candidato de Ciencias Médicas, autor de 30 libros sobre psicología práctica y popular) da el siguiente porcentaje de varios tipos de estímulos que actúan sobre el cerebro necesarios para una existencia próspera:

  • provocando emociones positivas – 35%
  • causando emociones negativas – 5%
  • emocionalmente neutral o lastre – 60%

¿De qué sirven las emociones negativas? Surgen cuando nuestras actividades no dan los resultados deseados. Y por tanto, si no hay demasiadas emociones negativas, son una especie de incentivo, que nos obliga a buscar nuevas soluciones, ideas, enfoques, métodos.

Litvak M.E. compara el papel de las emociones negativas con el papel del dióxido de carbono en el proceso respiratorio (se sabe que estimula la inhalación). Otra cosa es que si la proporción de dióxido de carbono excede la norma, esto tiene consecuencias nefastas. Un aumento en el número de emociones negativas tiene las mismas consecuencias. En otras palabras, las emociones negativas son necesarias, pero, como la pimienta en la comida, en pequeñas dosis.