Vitamina D: beneficios para la salud

shutterstock.com

La vitamina D es una vitamina liposoluble y es importante para la salud óptima.

Solo unos pocos alimentos contienen una cantidad significativa de esta vitamina. Estos son el pescado graso, las vísceras y algunos hongos.

A diferencia de otras vitaminas, que se pueden obtener a través de la dieta, la vitamina D se produce en el cuerpo a partir del colesterol bajo la influencia de la luz solar. La mayoría de las personas tienen deficiencia de vitamina D, excepto aquellos que viven en países con climas cálidos y soleados.

La deficiencia de vitamina D puede estar asociada con varias enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Los niveles óptimos en sangre de vitamina D proporcionan muchos beneficios importantes para la salud. De estos beneficios hablaremos en este artículo.

 

1. La vitamina D mejora la salud ósea

Aumenta la absorción de sustancias importantes para la salud ósea: calcio y fósforo.

Los estudios muestran que las personas con niveles bajos de vitamina D suelen sufrir pérdida de masa ósea. Mientras que las personas que toman suplementos de vitamina D tienen un 22–33 % menos de riesgo de fracturas óseas.

La toma de vitamina D mejora la cicatrización de las fracturas, especialmente en personas con niveles bajos de esta.

La mayoría de los expertos coinciden en que las personas con un nivel de vitamina D en sangre de hasta 25 nmol por litro deben tomar vitamina D en dosis de 800–1000 UI por día.

En cualquier caso, las personas mayores, que tienen un mayor riesgo de caídas y fracturas, deben seguir las recomendaciones anteriores.

Vitamina D: beneficios para la salud

shutterstock.com

 

2. La vitamina D reduce el riesgo de diabetes

En la diabetes, el cuerpo no puede procesar correctamente los carbohidratos. Existen varios tipos de diabetes, pero los más comunes son la diabetes tipo 2 y tipo 1.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune con un componente genético importante y generalmente se diagnostica en la infancia o adolescencia, mientras que la diabetes tipo 2 suele aparecer en la edad adulta y está estrechamente relacionada con el estilo de vida.

La vitamina D reduce el riesgo de ambos tipos de diabetes.

Los estudios muestran que los bebés y niños pequeños que toman suplementos de vitamina D tienen un 29–88 % menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 en comparación con aquellos que no reciben dichos suplementos.

La dosis diaria recomendada es de 400 UI de vitamina D para bebés de hasta un año de edad y 600 UI para la mayoría de los niños y adultos.

La vitamina D protege contra la diabetes tipo 2, reduciendo la resistencia a la insulina, aumentando la sensibilidad a la insulina y mejorando la función de las células responsables de la producción de insulina.

Las personas con niveles bajos de vitamina D en sangre pueden tener hasta un 55 % más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los hechos de investigaciones científicas indican que los adultos que consumen al menos 500 UI de vitamina D al día tienen un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Resultados similares se obtuvieron en niños y adolescentes con deficiencia de vitamina D.

 

3. La vitamina D mejora la salud del corazón

La vitamina D ayuda a mejorar la salud del corazón y a reducir la probabilidad de ataques cardíacos.

Las personas con buenos niveles de vitamina D en sangre tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Un nivel bajo de vitamina D aumenta significativamente la probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón. El mayor riesgo se observó en personas con bajos niveles de vitamina D y alta presión arterial.

 

4. La vitamina D reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer

El mantenimiento de niveles suficientes de vitamina D tiene algunas ventajas para la prevención del cáncer. Esto lo indican diversos estudios.

El riesgo de desarrollar cáncer de vejiga y la mortalidad por esta enfermedad se reducen en un 25 %.

Varios otros estudios muestran que mantener un alto nivel de vitamina D puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

La vitamina D puede desempeñar un papel en la desaceleración de la progresión del cáncer.

 

5. La vitamina D reduce el riesgo de muerte prematura

La vitamina D puede ayudar a vivir más tiempo. Varios estudios describen una sorprendente relación consistente entre los niveles de vitamina D en sangre y el riesgo de muerte prematura.

Por lo tanto, las personas que viven en países donde hay poco sol y, por lo tanto, no obtienen suficiente cantidad de vitamina D, deben tomar suplementos de esta vitamina para añadir algunos años adicionales a su vida.

Vitamina D: beneficios para la salud

Fish oil vector created by pch.vector - www.freepik.com

 

6. La vitamina D reduce los síntomas de la depresión

La vitamina D puede influir en la depresión.

El papel específico de la vitamina en el desarrollo de la depresión no está del todo claro. Una teoría sugiere que esto aumenta la cantidad de serotonina en el cerebro, que es un factor conocido para el bienestar y la felicidad.

En una revisión científica se informa que un bajo nivel de vitamina D puede aumentar la probabilidad de depresión en un 131 %.

Sin embargo, las investigaciones científicas hasta la fecha no proporcionan pruebas concluyentes de que la vitamina D sea efectiva en el tratamiento de la depresión.

Es posible que esto dependa de la gravedad de los síntomas. Por ejemplo, la vitamina D parece ser más efectiva en la reducción de síntomas en personas con síntomas de depresión severos, pero menos efectiva en personas con síntomas moderados o leves.

 

7. La vitamina D aumenta la fuerza muscular

Los estudios muestran una relación entre la vitamina D y el aumento de la masa y fuerza muscular, tanto en adultos como en personas mayores.

Las personas que reciben suplementos de vitamina D muestran un aumento de la masa muscular en las partes superior e inferior del cuerpo en comparación con aquellos que no reciben dichos suplementos.

Varios estudios han examinado cómo la vitamina D afecta la fuerza muscular, el riesgo de caídas y, en consecuencia, las fracturas óseas en personas mayores. Los resultados indican que los suplementos mejoraron la fuerza muscular y redujeron el riesgo de caídas en comparación con el grupo que tomó placebo (un preparado sin sustancia activa).

Una dosis diaria de 800–1000 UI es suficiente para lograr mejoras en las personas mayores.

Es posible que se necesiten dosis más fuertes para alcanzar un aumento en la fuerza muscular en los jóvenes.

 

8. La vitamina D puede ayudar en la prevención y tratamiento de la esclerosis múltiple

Los estudios muestran que un contenido suficiente de vitamina D en sangre puede ayudar a reducir el riesgo de esclerosis múltiple hasta en un 62 %.

Las personas con esclerosis múltiple y que mantienen un alto nivel de vitamina D en sangre pueden desacelerar la progresión de la enfermedad.

Vitamina D: beneficios para la salud

pixabay.com

 

9. Otros beneficios de la vitamina D

Durante la última década, la vitamina D se ha convertido en un tema especialmente popular en la investigación científica. Nuevos estudios descubren nuevas y variadas ventajas de la vitamina D, que incluyen:

  • Reducción de ataques de asma: dosis diaria de 300–1200 UI;
  • Prevención del resfriado y las infecciones virales: los suplementos de vitamina D pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones del tracto respiratorio superior;
  • Mejora de la recuperación después de la cirugía;
  • Reducción de dolores crónicos;
  • Nacimiento de bebés sanos: tomar vitamina D durante el embarazo ayuda a aumentar el crecimiento y el peso de los recién nacidos;
  • Protección contra la enfermedad de Parkinson;
  • Protección contra el deterioro mental relacionado con la edad;
  • Aumento del nivel de vitamina D en sangre está relacionado con un menor nivel del marcador popular de inflamación cardiovascular: la proteína C reactiva.

Por lo tanto, la vitamina D desempeña varios roles importantes en el cuerpo. Mantener su nivel suficiente por cualquier medio disponible, ya sea a través de los alimentos, mediante la exposición al sol o tomando suplementos, es extremadamente importante para mantener una salud óptima y lograr una longevidad saludable.

Aumentar los niveles de vitamina D mediante la exposición al sol debe ser estrictamente dosificado, ya que este método conlleva el peligro de quemaduras solares y el fotoenvejecimiento de la piel. Lea más sobre esto en nuestro artículo «La luz solar causa fotoenvejecimiento de la piel».

Vitamina D: beneficios para la salud

shutterstock.com

Se debe tener en cuenta que el concepto de «cuanto más, mejor» no se aplica a la vitamina D. Las investigaciones muestran que los beneficios en adultos sanos disminuyen con dosis altas de vitamina.

Con un nivel de vitamina D en sangre de 21 nanogramos por mililitro, cualquier aumento adicional en la ingesta de vitamina D se ha asociado con un aumento en el nivel de proteína C reactiva, el endurecimiento de los vasos sanguíneos y un mayor riesgo de problemas cardiovasculares.

Las investigaciones también señalan una relación entre el exceso de vitamina D y el aumento del nivel de homocisteína, otro signo peligroso de enfermedades cardiovasculares.

El consumo excesivo de vitamina D puede provocar daños en los riñones.

La ingesta de dosis altas de vitamina D durante mucho tiempo puede llevar a una acumulación excesiva en el cuerpo. La intoxicación por vitamina D ocurre cuando su nivel en sangre supera los 150 ng/ml (375 nmol por litro). Dado que la vitamina D se almacena en el tejido adiposo y se libera lentamente en el torrente sanguíneo, las consecuencias de la intoxicación pueden durar varios meses después de dejar de tomar suplementos.

Sobre posibles dosis de vitamina D, consulte a su médico.