El impacto de la meditación en la salud y la longevidad

Yoga meditation photo created by pressfoto - www.freepik.com

Meditación – es una práctica de calma mental y enfoque durante un período de tiempo determinado, que, según los datos de investigaciones, puede tener un impacto positivo en la salud y la longevidad de una persona.

La ciencia moderna considera la meditación como un método de relajación y reducción del estrés, que permite mejorar la memoria, la concentración y el estado de ánimo, así como una forma real de aumentar la longevidad.

La longitud comparativamente corta de los telómeros (los extremos de los cromosomas) es un marcador de envejecimiento acelerado. Los telómeros más cortos están asociados con el estrés crónico. Esto está respaldado por una investigación titulada «Aceleración del acortamiento de los telómeros en respuesta al estrés».

Los resultados de los experimentos muestran la posibilidad de cambiar este biomarcador relacionado con la salud y la longevidad mediante la meditación, especialmente en mujeres.

El estrés psicológico crónico tiene un efecto perjudicial en la actividad de la telomerasa (una enzima que añade secuencias repetitivas de ADN a los telómeros), que es un predictor (factor de pronóstico) de la viabilidad celular a largo plazo.

El estudio investigó el impacto de la meditación en la actividad de la telomerasa (enlace al estudio). Es el primero en vincular la meditación con cambios psicológicos positivos y la actividad de la telomerasa. Las conclusiones del estudio indican que las prácticas meditativas reducen la emocionalidad negativa, lo que contribuye a aumentar la actividad de la telomerasa, lo que a su vez se refleja en la longitud de los telómeros de las células inmunitarias y la longevidad.

El impacto de la meditación en la salud y la longevidad

Inner peace photo created by freepik - www.freepik.com

Las prácticas meditativas tienen varios beneficios para la salud, incluyendo la posibilidad de mantener funciones cognitivas a medida que aumenta la edad y prevenir la demencia.

Las investigaciones muestran que la meditación puede influir en varios caminos que juegan un papel en el envejecimiento del cerebro y el rendimiento mental.

Por ejemplo, la meditación puede reducir la secreción de cortisol inducida por el estrés, proporcionando así un efecto neuroprotector.

La meditación también puede tener un efecto positivo en el perfil lipídico de la sangre y reducir el estrés oxidativo, lo que a su vez puede disminuir el riesgo de enfermedades relacionadas con el deterioro cerebrovascular y la neurodegeneración relacionada con la edad.

También en un estudio científico se proporcionaron fundamentos teóricos de cómo la meditación puede aumentar la longevidad y mantener una salud óptima (enlace al estudio).

Muchas enfermedades son causadas por nuestra mente: neurosis, depresiones, insomnio, etc. La mente necesita la misma higiene que el cuerpo. El estado de ánimo no es algo que nos sucede o algo que no podemos controlar. La meditación es una de las formas de limpiar la mente.

El impacto de la meditación en la salud y la longevidad

pixabay.com

Para muchos, la meditación se asocia con monjes budistas sentados en las montañas, con las piernas cruzadas. En realidad, no es necesario convertirse en monje, dejar el trabajo o ir al Himalaya para practicar la meditación. Se puede meditar en casa, dedicando de 10 a 20 minutos al día.

Las sesiones deben ser constantes. Meditar ocasionalmente no traerá el efecto deseado.

La condición principal para la meditación es la máxima relajación del cuerpo. Se medita sentado en una posición cómoda. La postura de loto no es obligatoria, se puede hacer simplemente sentado en una silla. No se recomienda acostarse, ya que existe el riesgo de quedarse dormido.

Existen muchas técnicas de meditación, tanto complejas como simples. Pero el número de técnicas en sí mismo no es importante. Una es suficiente. Lo que importa es la calidad de la ejecución. La gran variedad de técnicas meditativas está ampliamente representada en Internet, pero aquí presentaremos las más simples.

 

Técnicas de respiración y visualización

Posición inicial: siéntate en una silla, con las plantas de los pies completamente apoyadas en el suelo. Mantén la espalda recta. Cierra los ojos y coloca las manos sobre las rodillas, con las palmas hacia arriba.

 

Respiración

Concéntrate completamente en tu propia respiración. Observa cómo el aire llena tus pulmones y sale de nuevo. No hagas ningún esfuerzo, no trates de cambiar el ritmo de la respiración. Respira como de costumbre.

Si aparecen pensamientos externos, redirige tus pensamientos a la respiración y observa de manera relajada durante 10-15 minutos.

 

Respiración profunda

Observa tu respiración durante unos minutos, relájate.

Luego cambia el ritmo de la respiración: inhala profundamente lentamente, retén la respiración durante cuatro segundos, luego exhala lentamente.

Continúa, concentrándote en la respiración durante 10-15 minutos.

La base de cualquier meditación es la capacidad de concentrar tu atención, sin distraerte ni cambiar a la resolución de otras tareas.

 

Visualización

Esta técnica se puede realizar acostado. Cierra los ojos e imagina un rincón hermoso y acogedor de la naturaleza, donde reina la paz y la tranquilidad. Imagina en detalle, hasta los más mínimos detalles, todo lo que quieras imaginar y lo que tu imaginación sea capaz de crear: el calor de los rayos del sol, el murmullo del agua, el canto de los pájaros, el revoloteo de las mariposas, el crujido de los grillos, etc. En resumen, crea una completa ilusión de un rincón paradisíaco. Hazlo sinceramente y con alegría. Trata de imaginar todo de manera vívida y lo más realista posible, como si todo esto estuviera sucediendo en la realidad. Puedes poner música de fondo suave.

El impacto de la meditación en la salud y la longevidad

Fitness body photo created by drobotdean - www.freepik.com

 

Algunos consejos sobre la meditación

  • No te fuerces a meditar cuando no tienes ganas. Medita solo cuando sientas la necesidad de hacerlo.
  • Sal de la meditación cuando sientas que ya es suficiente por hoy o cuando ya no tengas ganas. No midas el tiempo. No uses una alarma para ello. Sal despacio.
  • Si constantemente tienes pensamientos externos y te devuelven a los problemas, es normal. No te deshaces de eso de inmediato. Necesitas practicar y todo saldrá bien. El hecho mismo de que estás intentando regular tu mente ya es digno de elogio.
  • No esperes un resultado rápido. Nada cambiará en uno o dos días. No practiques por el resultado y el resultado llegará por sí solo.